Propiedades Textuales: La cohesión

publicado en: Blog | 0

¡Hola a todos

Todos los años nos encontramos con una parte de la asignatura de lengua y literatura que nos trae de cabeza: El comentario de texto. En esta primera evaluación estáis viendo las propiedades textuales, (adecuación, coherencia y cohesión) y de ellas hemos comprobado que la que más dificultad os presenta es la cohesión. Vamos a hacer un repaso.

Adecuación

Es la propiedad textual que nos permite ver si los mensajes que recibimos o emitimos se ajustan o corresponden a las circunstancias de la situación comunicativa. Es decir, vemos si lo que decimos y cómo lo decimos es adecuado según a quien se lo decimos o en qué momento. En la práctica cuando nosotros analizamos esta característica en un texto lo que tenemos que decir es: quién es el emisor, quién es el receptor, cuál es el registro de la lengua que se emplea y cuál es la función lingüística.

 Coherencia

«Es la propiedad textual que  permite que sea interpretado como una unidad de información clara y precisa. La coherencia se construye mediante la selección y organización de la información». Esta es la definición que nos suelen dar e coherencia, pero ¿cómo se concreta esto en nuestro análisis? Lo que nos están pidiendo en el apartado de cohesión es que determinemos el tema y la estructura. Lo cierto es que el tema lo solemos pedir en una pregunta aparte (por ejemplo en EvAU es la pregunta 1a), así que lo que tenéis que poner en el apartado de coherencia es la estructura del texto (deductiva, inductiva o encuadrada)

COHESIÓN

Por fin llegamos a la propiedad que más os cuesta, no porque sea difícil, sino porque en ella se concentra mucha de la teoría que habéis dado a lo largo de vuestros cursos en el instituto.

Recordamos: la cohesión es la propiedad del texto que muestra la relación de unas partes con otras y con el todo. Eso, ¿qué quiere decir? Analizar la cohesión implica analizar el «pegamento» del texto, lo que hace que una frase y otra tenga relación más allá de que estén juntas. En realidad analizarlo es muy sencillo, porque esos mecanismo los tenemos ya metidos en nuestra cabeza, solo hace falta ponerles nombre. Por ejemplo

«La mesa es azul. Aquella silla es azul»

 Todos sabemos que la relación que hay entre las dos frases es que se repite la palabra azul. Alguno más avispado puede decir que las dos hablan de muebles. Las dos respuestas son correctas, en ambos casos se han señalado correctamente los casos de cohesión, pero… ¿cómo se llama cada caso?

 Elementos de cohesión

Repetición léxica: procedimiento por el cual repetimos la misma palabra para relacionar enunciados. «La casa de mi prima es grande. Mi casa no lo es tanto».
Sustitución: procedimiento por el cual sustituimos una palabra por una palabra que signifique lo mismo o que en el contexto pueda significar lo mismo. Tenemos diferentes maneras de realizar la sustitución:

  • Empleo de sinónimos: «María es una alumna estupenda, es una chica que hace los deberes todos los días y atiende en clase».  Aquí, tanto alumna como chica hacen referencia a María.
  • Empleo de hiperónimos e hipónimos. Recordamos, el hiperónimo es una palabra que en su significado se recoge las realidades de otras palabras, por ejemplo la palabra mueble (hiperónimo) puede hacer referencia a una silla, una mesa, un armario, etc. Los hipónimos son cada una de esas palabras que están recogidas en el hiperónimo, es decir, silla, armario son hipónimos de mueble. «Me encanta el jazz. Es un tipo de música que me encanta»
  • Empleo de palabras comodín para referirnos a realidades en el texto y no repetir el concepto principal.

Elipsis: Eliminamos algún elemento de la frase, normalmente sujeto o verbo, para que el lector tenga que prestar atención al contexto y deducirlo del mismo. «Todos pesamos que es mejor esa opción, por eso la hemos elegido».

Sustitución anafórica y catafórica: Procedimiento por el cual mediante una palabra señalamos una idea anterior o siguiente.

  • Anáfora: consiste en reproducir el significado de un elemento que ha aparecido anteriormente. «La chica de mi clase de inglés es muy simpática. Siempre que la veo me saluda».
  • Catáfora: consiste en anticipar generalmente mediante uso de pronombres algo que se va a decir a continuación. «Lo que más me importa es esto: que vengass a casa»

Deixis: procedimiento por el cual señalamos el espacio o el tiempo de manera indeterminada. Es el empleo de adverbios de tiempo y de lugar.

Conectores textuales: son elementos que añaden, ordenan, reformulan, entre otras cosas la información. Os dejamos aquí una pequeña muestra, aunque podéis encontrar el cuadro completo en red.

De momento hasta aquí, para todo lo que necesitéis, además de contactar por teléfono (914742681), podéis dejarnos un comentario en el blog, mandarnos un e-mail   academiaarganzuela@gmail.com o visitar nuestra página de Facebook.

Un saludo a todos

Academia Arganzuela